Medicina estética facial

Tratamiento de arrugas de expresión
– patas de gallo

Tratamiento de arrugas de expresión – patas de gallo

El tratamiento con los neuromoduladores consiste en la inyección de una sustancia química que actúa sobre las células musculares y bloquea su actividad, paralizando el músculo. El producto contiene una molécula presente en la naturaleza.

Después de estudiar las propiedades de esta molécula y su forma de actuar, los expertos consideraron que podía utilizarse para modular la capacidad de contracción de ciertos músculos. Se obtendría así un beneficio médico y, a partir de aquí, se inició la síntesis de esta molécula en laboratorio.
En el campo de la medicina estética estos neuromoduladores se utilizan para evitar que ciertos músculos se contraigan, lo que bloquea o minimiza su capacidad de movimiento. Modula así también los movimientos de la piel, y evita la formación de arrugas de expresión.

El neuromodulador es utilizado básicamente para el tratamiento de arrugas de expresión en el tercio superior de la cara: frente, entrecejo, patas de gallo, etc… pero, tiene otras muchas indicaciones…

Tratamiento patas de gallo

En primer lugar, para entender cómo actúan los neuromoduladores en el paciente, debemos identificar los dos tipos de arrugas:
– Estáticas: las que se producen por el propio descolgamiento de los tejidos y la pérdida de colágeno. La mímica facial condiciona sus cambios pero no las hace menos visibles.
– Dinámicas: las que son consecuencia del movimiento repetitivo. La mímica facial las hace más o menos visibles, por lo que son menos visibles si hay una expresión facial relajada.
Es sobre las dinámicas que actúa el neuromodulador. Si paralizamos en mayor o menor medida la actividad de ciertos músculos, limitamos también la mímica facial repetida y la formación e identificación de las arrugas dinámicas o «de expresión».
«Si se utiliza el neuromodulador correctamente, el paciente puede seguir expresándose con naturalidad pero de forma menos intensa y forzada, con lo que prevendrá que la piel se arrugue. El neuromodulador hará que las arrugas de expresión no vayan a más y se suavicen poco a poco, ya que el paciente tendrá una expresión más relajada.
Se aplica con una aguja muy fina, que prácticamente ni se nota en una serie de puntos. El tratamiento es indoloro, dura unos 15 minutos y se actúa en determinados grupos musculares (identificados durante la evaluación de cada paciente).
Es a partir del tercer o cuarto día desde su aplicación cuando el bótox empieza a hacer efecto.

Beneficios del tratamiento de arrugas de expresión

Previene

Reduce y previene las arrugas finas y de expresión. Previene aparición de nuevas arrugas y suaviza a los existentes.

Ayuda

Ayuda al cuerpo a producir más colágeno natural. El producto se puede utilizar en cualquiera estación del año.

Bloquea

Bloquea determinadas señales químicas de los nervios, las señales que hacen que los músculos se contraigan.

Recuperación

Es un tratamiento que no requiere finalizar tus actividades ni durante ni después del tratamiento.

Mejora

Reduce la contracción muscular, para que la piel luzca más relajada y con aspecto juvenil

Pide una cita

Si necesitas información sobre cualquiera de nuestros servicios, ¡contáctanos!

¡Contáctanos!

6 + 6 =