Medicina estética facial

Hilos tensores

Hilos tensores

Uno de los signos del paso del tiempo que más nos preocupa a todos es la flacidez. Este problema estético, que afecta tanto al rostro como al cuerpo, consiste en la pérdida de firmeza de la piel causada por la disminución de las fibras de elastina y colágeno que proporcionan elasticidad y resistencia en los tejidos.

Una de las sustancias que le da a la piel su elasticidad es el colágeno. Esta proteína estructural se encuentra en todo el cuerpo. Junto con la elastina, proporciona firmeza y estructura a la piel, pero a medida que envejecemos, perdemos de manera natural el colágeno.Inevitablemente la producción de estas proteínas se reduce, pero además existen otros factores que precipitan la temida flacidez como el fotoenvejecimiento, el tabaquismo, la predisposición genética, las pérdidas de peso aceleradas o una vida sedentaria. La pérdida de colágeno se refleja en la pérdida de grasa facial, que reduce el volumen de la cara. La pérdida de ambas sustancias hace que la matriz de colágeno, la elastina y la grasa se descomponen, lo que resulta en una pérdida de elasticidad y, por ello, la piel pierde firmeza.

El tratamiento con los hilos tensores se utiliza para prevenir y eliminar la flacidez de la cara, recuperar el contorno facial y regenerar la piel.

Gracias a sus propiedades de generación de colágeno y de reposición de la masa facial, los hilos son uno de muchos otros nuestros tratamientos de rejuvenecimiento y antiflacidez.

Según el paciente y sus necesidades ,en nuestra clínica identificamos y recomendaremos unos u otros tipos de hilos tensores.

Antes del tratamiento la doctora analiza la fisionomía de la paciente, su grado de descolgamiento y necesidades, algo imprescindible para poder hacer un diagnóstico acertado y determinar qué hilos son los más indicados. Se determina si lo que se desea es engrosar la dermis para corregir una piel caída, flácida… o si lo que se busca es levantar el contorno facial completo, y en función de un caso u otro el doctor recomendará el tipo de hilo más adecuado.

Se colocan en el tejido subcutáneo sin anclajes ni suturas. Los resultados son progresivos y naturales. Se puede ver el efecto definitivo a las 3 semanas y el resultado tiene una duración de hasta 12 meses.
El organismo reabsorbe los hilos entre los 10 y los 14 meses, pero los resultados se dilatan hasta los 20 meses. Los resultados son progresivos y naturales.

Existe una variedad de hilos tensores que se utilizan en función del área a tratar. Se pueden combinar varios.vNo hay una edad exacta para usar hilos tensores, cada caso es diferente al igual que la cantidad de hilos a utilizar y tiempo de duración. En la “Clínica Doctora Elmira Aigounova” realizamos un estudio previo a la paciente para ver si es apto o no para este tratamiento.

Existe una amplia gama de hilos, en función al área a tratar: Aptos, Cog, Arpon, Monofilamento, Screw, PDO, etc.

Beneficios del tratamiento

hilos tensores

Producción

Producción de colágeno y fibroblastos

Elevación

Producen mayor tensión y elevación facial y están indicados en un grado de flacidez medio

Reabsorbibles

Utilizamos los hilos tensores reabsorbibles, indicados para pacientes con un mayor grado de flacidez

Redefinen

Redefinen el rostro y recuperan volúmenes de forma inmediata y con resultados más duraderos

Mejora

Elimina arrugas y mejora la iluminación del rostro. No deja cicatrices en el rostro.

Pide una cita

Si necesitas información sobre cualquiera de nuestros servicios, ¡contáctanos!

¡Contáctanos!

1 + 6 =